Como elegir un Ordenador: Netbook, Tablet o Portátil.

TABLETS

Cuando necesitamos un ordenador muchas veces se hace difícil elegir qué tipo es el más adecuado para nuestras necesidades. La tecnología que incluyen los ordenadores pasa a un segundo plano muy rápidamente, ya que muchas de las últimas novedades del mercado se inventaron hace años. Debido a que se necesita rentabilizar su investigación, desarrollo y fabricación; a los consumidores finales nos llega con unos años de “retraso”. Es un retraso creado por el propio mercado de la tecnología.
Pero no te desconcentres con esto, tú lo que necesitas es un dispositivo que se adapte a tus necesidades y forma de vida independientemente de que su tecnología sea o no puntera. Para ello debes conocer cuáles son sus principales características.

Al igual que te recomendamos que no compres la última novedad del mercado sino la penúltima, la diferencia de precio es muy alta y no compensa por norma general, a no ser que necesites una tecnología exclusiva que solo esté disponible en los últimos equipos.

Netbook
Son pequeños, ligeros, razonablemente económicos, y tienen una batería con alta capacidad que se adapta muy bien al ritmo de trabajo –utiliza procesadores muy ajustados y de bajo consumo-. Están pensando para trabajos con: procesadores de texto, navegar por Internet y el uso de aplicaciones y servicios a través del navegador. Todo ello utilizando su conexión WiFi. Su peso y tamaño son excelentes para trabajar fuera de casa.

Tablet
Son muy similares a los Netbook pero sin teclado. Las tabletas son más fáciles de transportar, y son únicamente una pantalla con la que podemos interactuar. Su uso preferido es para consumir información: leer webs, periódicos, revistas, informes,… Navegar en Internet, revisar y compartir en las redes sociales, jugar a los famosos casual game, ver vídeos y otras coas más. Las formas de interactuar con ellos es mediante el dedo –si eres más fino, usaras un stylus- y para escribir utilizaremos un teclado virtual. Cumplen perfectamente su función, pero si necesitamos escribir “producir” con necesaria frecuencia contenidos o diseños, un teclado físico es mucho más cómodo. Existe la posibilidad de usar un teclado externos y convertir nuestra tableta en un hibrido Tablet-pc.

Portátiles
Los ordenadores portátiles cumplen las mismas funciones que una Tablet y un Netbook, pero además tiene una mayor capacidad de proceso. Por lo que puedes realizar tareas que necesiten altas cargas de trabajo. Una de sus principales diferencias la encontraremos en la cantidad de puertos de conexión externos que disponen. Dependiendo del tamaño de portátil que deseamos (viene regidos por el tamaño de la pantalla –desde 13’’ hasta 17’’-) estos tendrán más o menos conexiones externas.

Ordenadores de escritorio o sobremesa
Este tipo de equipos están pensados para no desplazarlos habitualmente –para la oficina, colegios, el hogar,…-, son más robustos y son fácilmente modulares y adaptables. Podremos intercambiar componentes o actualizarnos a medida que lo necesitemos sin tener que cambiar todo el equipo –Más Memoria RAM, otra tarjeta gráfica más potente, más almacenamiento físico,…-. Además de que el rendimiento de estos equipos suele ser mayor que cualquier de los anteriores. Son ideales para programadores, servidores, profesionales de la edición multimedia, el diseño CAD y “jugones”.

Conociendo ahora para que están pensados estos tipos de dispositivos, sabrás elegir de una forma más precisa cual es el dispositivo que se ajusta a tu estilo de trabajo y vida.

Con esto no queremos decir que debas elegir solamente uno, porque generalmente utilizaras dos o más dispositivos de los citados anteriores.